Uno de los momentos más especiales en la vida de una pareja merece celebrarse en un lugar igualmente formidable. Muchos dicen que Mallorca, con sus playas, sus parajes, su clima, su cultura y su gastronomía es todo un paraíso y no podemos dejar de estar de acuerdo. La isla de Mallorca ofrece escenarios espectaculares para acoger una boda y también para disfrutar de la luna de miel, independientemente de cuál sea el presupuesto. No obstante, no todo en esta celebración es escoger el destino y por ello, hemos pensado en estos consejos que os ayudarán a organizar vuestra boda en Mallorca. 

¿Qué debes tener en cuenta al organizar tu boda en Mallorca? 

  1. Tipo de boda
  2. Estación del año
  3. Lugar de celebración
  4. Número de invitados
  5. Día vs. Noche
  6. Catering
  7. Transporte
  8. Fotografía y/o vídeo

 

1. Tipo de boda 

A la hora de organizar vuestra boda en Mallorca es fundamental pensar en el tipo de celebración que deseáis realizar, es decir, si será de acuerdo a algún tipo de rito religioso, o bien, si será civil. En el caso de una boda civil debéis pensar que, para que tenga validez legal, primero es necesario dar el “sí, quiero” en un ayuntamiento o juzgado.  

Para ello, si deseáis que sea en Mallorca, primero hay que solicitar la instancia matrimonial en el Registro Civil o juzgado donde os informarán de los documentos que necesitáis solicitar primero (como la partida de nacimiento). En el caso de residir en el extranjero, será el Consulado quien deberá acreditar vuestro lugar de nacimiento y residencia en los dos últimos años, además, será necesario un certificado de capacidad matrimonial según determine la ley del país de procedencia. 

Si se trata de una boda religiosa, digamos católica, el proceso será más fácil ya que la iglesia o ermita se encargaría de preparar los papeles necesarios para llevar a cabo la boda, incluso aquellos documentos que se deban firmar y solicitar previamente. Eso sí, en cualquiera de los casos, siempre hay que tener presente quiénes serán los testigos, quienes también deberán firmar. 

Boda al aire libre en Mallorca
Boda al aire libre en Mallorca

2Estación del año 

Mallorca es una isla mediterránea donde luce el sol prácticamente todo el año. Sin embargo, es posible encontrar días con precipitaciones entre noviembre y abril, para quienes también podría tener su encanto. Cabe mencionar que en los puebles de la Tramuntana la temperatura desciende unos grados respecto a la costa y es Pla de la isla, no obstante, es posible disfrutar de días frescos y cómodos en cualquier estación de año. 

Generalmente, las bodas suelen darse entre la primavera y el otoño, cuando se cuenta con luz suficiente y puestas de sol espectaculares, ideal para aquellos quienes desean realizar una boda vespertina. Sin embargo, también es cierto que entre los meses de mayo y septiembre hay un número mayor de solicitudes, si bien, siempre podréis encontrar espacio para llevar a cabo vuestra boda en un lugar espectacular: 

Mallorca Olivenhain Landschaft
Mallorca Olivenhain Landschaft

3Lugar de celebración 

Como hemos comentado, Mallorca ofrece infinitas posibilidades a la hora de elegir un lugar de celebración. Todo depende de las preferencias personales. En la isla podréis encontrar lugares costeros con vistas al mediterráneo, espacios naturales en pueblos mágicos de la Tramuntana, villas espectaculares apartadas de las miradas, hoteles especializadoen bodas, fincas para todos los tipos de bolsillo... 

 

De hecho, la recepción también puede tener un carácter más temático y llevarse a cabo en zonas más específicas de la isla si así lo deseáis. Por ejemplo, muchos amantes de la gastronomía mediterránea deciden casarse en parajes representativos de esta riqueza cultural, como lo es nuestro olivar, donde no sólo es posible realizar esta celebración rodeados de unas vistas espectaculares donde inmortalizar esta gran experiencia rodeados de belleza natural, sino incluso optar por una boda más sostenible para el medio ambiente. 

4. Número de invitados 

Cuando elijáis el lugar en el que se va a celebrar vuestra boda, también deberéis tener en cuenta el número de invitados permitidos, en función de si deseáis realizar una boda más íntima, o bien, un evento más multitudinario. En cualquiera de los casos, vuestros invitados querrán saber el tipo de etiqueta de la celebración, es decir, la formalidad de la misma para elegir el vestuario adecuado, especialmente si el evento se da de día o de noche: 

5. Día vs. Noche. 

En una boda, el momento del día puede determinar no sólo el vestuario de los invitados sino también las actividades que se realizan durante la celebración, el tipo de ambientación del lugar, la iluminación (especialmente si se da al aire libre), los props necesarios para que los invitados estén cómodos e incluso el tipo de catering. 

6. Catering 

En una isla del Mediterráneo como es Mallorca no deberían faltar productos gastronómicos tradicionalesSi bien las elaboraciones culinarias pueden ser tan complejas o sencillas como deseen, lo ideal sería aprovechar los recursos de la isla para ofrecer platos mediterráneos de calidad cocinados con aceite de oliva virgen extra. 

Además, es posible optar por un servicio más distendido ofreciendo aperitivos varios durante más tiempo y, posteriormente sólo un plato principal y postre, o bien, ofrecer varios platos encadenados con los discursos de algunos de los invitados.  

7. Transporte 

Siempre es una buena idea facilitar un transporte para los invitados, a menos que vuestro lugar elegido para realizar la celebración tenga a disposición habitaciones para todos o la mayoría de los invitados. Si no es así y vuestra elección es la de alquilar un bus o minibús en función del número de invitados, tened en cuenta la flexibilidad de horario. Es posible que, si en vuestra boda participan personas de un rango de edad amplio, muchos decidan irse más temprano del evento. 

8. Fotografía y/o vídeo 

Finalmente, en un evento como este en la vida de dos personas no debería faltar un fotógrafo y/o cámara. Inmortalizar los momentos más importantes de una boda es fundamental para revivir una experiencia que marca el inicio de una nueva historia conjunta. No es necesario realizar posados si no se desea, por lo que muchos profesionales pueden pasar desapercibidos retratando la felicidad de los recién casados y sus familiares y amigos, dejando grabados momentos mágicos, sentimientos y sonrisas radiantes que recuerden los eventos del día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *